ARRE

ARRE
Previous
Next

El restaurante Arre es, sin duda, uno de esos lugares en los que, cuando entras, viajas al pasado. En concreto, nos remontamos al siglo XIV, cuando la ciudad de Castelló se encontraba amurallada. De sus ruinas renace este nuevo espacio, que aúna la arquitectura y la gastronomía con un gusto exquisito.

Uno de los artífices de todo esto es Pedro Salas, reconocido y galardonado chef castellonense. En esta ocasión, se aventura junto a su mujer, Beatriz Villalba, para ofrecer a la ciudad una propuesta gastronómica de calidad, aproximando el producto local de provincia. Lo hacen de forma delicada y respetuosa, potenciando los sabores de las materias primas, y ciñéndose a la comida tradicional. Su meta está clara: trabajan para hacer insignia de nuestra gastronomía, y poner a la provincia en el lugar que le corresponde. 

Como todo lo que engloba al mundo de Arre, el nombre tampoco pasa desapercibido. Este hace referencia a los arrieros, esas personas que se dedicaban al transporte de mercancías en animales de carga como las mulas. Como un símil a ese trabajo tradicional y campesino de trasladar los alimentos de la comarca de un lugar a otro, Pedro y su mujer trabajan para traer a su restaurante los mejores productos de la provincia siguiendo las máximas de calidad y proximidad. Por ello mismo, trabajan con agricultores de la zona y su propio huerto familiar, en el que cultivan todo tipo de hortalizas que encontramos en sus recetas y que el padre de Bea cuida con mucho cariño. 

Hasta el momento, Salas había centrado su propuesta en la cocina viajera, buscando inspiración en la gastronomía de otros países. Sin embargo, ahora, deja toda esta aventura a un lado para centrarse en las recetas de aquí, las de siempre, pero dándoles su toque personal. Se caracterizan por tener pocos ingredientes, pero respetándolos al máximo, cuidando su elaboración para potenciar el sabor de los productos más sencillos.

Su foco está puesto en el cliente, que vuelve a tener protagonismo, y centra su oferta en lo que este busca: disfrutar de la comida. Y disfrutar también implica ser parte del proceso. Por ello, uno de sus menús estrella es todo un homenaje a la cocina tradicional castellonense, el menú Senda. En este caso el cliente elige el plato con el que terminará su experiencia gastronómica. Por un lado, los amantes de la carne a la brasa tienen la opción de cocinar al momento una auténtica “torrà” a su gusto e “in sutu”, ya que en las propias mesas se coloca el carbón y la parrilla. Y, por supuesto, en un restaurante en el que ponen en valor nuestros productos no puede faltar el arroz. Por eso la otra opción en este menú es decantarse por un arroz al horno, ya sea en su versión tradicional o en sus alternativas más creativas. 

Además de este, han elaborado otros cuatro: dos menús degustación con un perfil más gastronómico, uno vegetariano y otro que ofrecen en exclusiva por las noches.

El local es digno de visitar, pues forma parte del patrimonio histórico y cultural de la ciudad. En él se encuentran restos de la antigua muralla de Castelló, que data del siglo XIV, y que con tanto mimo y respeto han rehabilitado. También en el interior conservaron de la construcción original el horno y los arcos. Arre es la fusión perfecta entre arquitectura y gastronomía, un rincón para disfrutar de Castelló.

C/ Antonio Maura, 31
12001 Castellón
964 183 691
arrerestaurant.com
arre.castello@gmail.com
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.