A MESA Y MANTEL… CON ÓSCAR HIGARES

¿Cuántas veces pensamos que a las personas que vemos delante de las cámaras les sobrará cámara y les faltará persona? Con Óscar Higares hemos podido descubrir todo lo contrario y me quedo con esa bonita sensación. La de haber coincidido con una persona con mucha humanidad, intensidad y cercanía, más allá de personajes, fama o followers. 

Hemos quedado en Playachica para comer y hacer la entrevista que abrirá And 17. Es ilusionante poder hablar de tú a tú con nuestra portada, saber qué hay detrás de una vida que hasta ahora solo había oído en medios y que nos deje conocerlo un poco más tras una sesión de fotos espectacular con todo el equipo.

La croqueta de jamón ibérico a la brasa llega cuando ya habíamos comenzado una conversación curiosa, en la que no era yo la que preguntaba, pero sí Óscar el que respondía y que remontaba su inicio 4 años atrás. Y es que el artista ya fue la décima portada de la revista. Ahora yo tomaba el testigo y, acompañada de una rica croqueta de pulpo con mole, esta vez sí era yo la que enunciaba las preguntas, tomaba apuntes y encendía mi grabadora para no perder ningún detalle.

Óscar Higares nos contaba sus trabajos en los últimos años, su paso por series, películas o programas de televisión. Paralelamente, en la mesa, le hacíamos sitio al ceviche Benifornia. Literalmente, comíamos a la orilla del mar, acompañados del vaivén espumoso de las olas que acarician la costa dorada de Benicàssim y recibíamos de buena gana ese ceviche de gambas, chile y aguacate sobre unas pequeñas tortas de maíz. Y si a las personas se nos conquista por el estómago, también somos capaces de conocer a alguien por el paladar. Óscar nos confesaba su animadversión hacia el cilantro, “estas pequeñas hojas verdes, o las amas o las odias”, comentaba… ¡Y tenía razón! Yo, curiosa por naturaleza, tardaba poco en googlear este fenómeno gastronómico. Óscar, no estás solo; resulta que el amor u dio al cilantro lo determinan los genes y muy probablemente sufras cilantrofobia.

Singularidades comidistas aparte, con el siguiente plato llegaba unanimidad de criterio, sin opción a que la genética eligiera por nosotros. El Tarantelo de atún rojo con jugo de carne y boniatos se deshacía en nuestra boca como un delicado copo de nieve se funde sobre un cálido regazo infantil. Mientras tanto, hablábamos de moda, tendencias o actualidad entre sonrisas sinceras.

Seguíamos conociendo a nuestra portada a medida que el menú avanzaba hasta dar paso al plato principal. La joya de la corona era un arroz con bogavante. Óscar Higares renunciaba amablemente a su plato para comer de la paella central que ahora llenaba nuestra mesa de color, aroma y sabor; algo muy nuestro. Hablábamos de nuevos proyectos, de su vida en familia o de una nueva etapa postcovid mientras íbamos ganándole terreno al sabroso arroz.

El momento dulce es una especie de ritual para mí. Ahí no caben grabadoras, ni notas… Disfrutamos de nuestra Cheescake-torrija con toffee de amareto y helado de té negro y Crema helada/quemada de limón y mandarina como se merecen. Con la naturalidad que ha reinado durante toda la conversación y la personalidad jovial pero firme de Óscar Higares. Y sí, el postre sabe a despedida. Damos por terminada la entrevista a nuestro hombre And; aunque, quién sabe, tal vez la volvamos a retomar algún día.

Buena comida, compañía inmejorable, y una entrevista que guardo en mi colección de bonitos recuerdos, de gente capaz sembrar un pequeño granito de arena en el aprendizaje que algún día será una montaña de experiencias.   

GOA LABEL

Adentrarse en Goa Label es atreverse a experimentar con total libertad, incluso a jugar con diferentes estilos de prendas, donde premia la camisería en diferentes versiones en líneas simples y atemporales. Apuesta por firmas españolas como Imiloa, que reversiona clásicos, o descubriendo marcas nicho de líneas nuevas exclusivas como Pho Firenze con piezas especiales únicas y diferentes.

Adentrarse en Goa Label es salir con la sensación de “volveré”.

Un pequeña tienda muy cuca nos recibe en pleno centro de Castellón. Tras el mostrador se encuentra Mayka, aunque permanecerá allí por poco tiempo. Pronto sale a darnos la bienvenida y a ofrecernos su ayuda. Es dicharachera y abierta, por lo que enseguida consigue ganarse mi confianza. Lo que más aprecio cuando voy a comprarme ropa es poder sentirme relajada, tranquila y a gusto.

Me gusta que me atiendan personalmente, pero de una forma objetiva y sincera. Todo eso lo encuentro en Goa Label y es eso que me hace volver. Y entrar a su tienda es impregnarse de esa energía positiva que caracteriza a Mayka.

Además, también encuentro ropa que se adapta mucho a mí. Me gusta seguir las tendencias y comprarme ropa siguiendo la moda de la temporada, pero, sobre todo, me gusta invertir en prendas atemporales y sin edad que, depende de cómo las combine, puedo darles un aire diferente y adaptarlas a esas tendencias.

En Goa Label encontramos piezas fáciles de llevar que no pasan fácilmente de moda sin ser clásicas. Y su punto fuerte coincide con una de mis debilidades… la camisería. Los imprescindibles de todo fondo de armario como camisas pero con un toque distinto o los vestidos camiseros que siempre son un acierto.

Otra cosa que me encanta es dejarme asesorar. Y para eso Mayka es una aliada perfecta. Convierte la experiencia de entrar en la tienda en un juego muy divertido, pues con una misma pieza me ayuda a crear varios looks distintos. Su pasión por la moda ayuda a que lo pasemos fenomenal y consigamos crear outfits completos que además me encantan.

FRANCISCO SEGARRA

Francisco Segarra

Francisco Segarra nos abre las puertas al paraíso de la decoración, nos abre las puertas de su casa. Desde el primer momento en que cruzamos la puerta, cada detalle hace que la estancia sea una obra de arte en sí misma. Nunca había visto unas oficinas así, ese aire vintage hace que nos transportemos a otro tiempo, pero el trasiego de los profesionales que ocupan su puesto alrededor de una gran mesa nos devuelve a la realidad.

Empezaba a asomar la cabeza ese toque mágico en el que sientes la necesidad de que el tiempo baje de velocidad para poder observarlo todo. Y lo que todavía no sabía era lo que se escondía detrás de esa pequeña puerta al final del pasillo. La atravesé justo detrás del propio Francisco Segarra y allí plantada me quedé, con los ojos abiertos como platos y la boca cerrada (sin palabras). Entonces me di cuenta, había entrado en el universo Francisco Segarra.

Una superficie enorme se extendía delante de nosotros, repleta de muebles y piezas de decoración únicas, exclusivas y especiales. Siento la tentación de recorrer cada centímetro parándome a descubrir los detalles que esconde cada esquina, cada respaldo o cada bisagra. Pero seguimos andando.

Y nos topamos de lleno con los escenarios by Francisco Segarra. Diferentes ambientes creados desde cero con tanto lujo de detalle que consiguen emular cualquier rincón del mundo, de cualquier época. Espacios que hablan por sí solos, en los que se puede leer una historia.

Lo primero que me viene a la cabeza es que estoy en un set de rodaje. ¡Y es que podría serlo! Francisco Segarra ha firmado escenarios para series de televisión como Velvet y concursos del nivel de Maestros de la costura o Masterchef. En su estilo único respiran las influencias de diferentes culturas y países de todo el mundo para construir muebles con encanto y personalidad propia; así como . Francisco Segarra muebles lleva 15 años en el mercado del vintage&industrial, del cual fueron pioneros en Europa.

Y de todo esto nace el último proyecto de la firma, FS EXPERIENCE. Francisco Segarra ha aprovechado el tiempo de confinamiento para reflexionar y hacer un repaso a los cambios de la sociedad para estudiar el futuro de retail, restauración, hoteles y lifestyle en general. Y es que todo se mueve en una misma sintonía. Vivimos en un mundo globalizado y Francisco Segarra se ha dado cuenta de que es el momento de las experiencias que aporten algo más que un producto material.

Este nuevo proyecto único quiere marcar la diferencia a través de experiencias para vivirlas, desde una perspectiva transversal y que no se limite a un mobiliario o ambientación, sino que esta se pueda complementar con arte, gastronomía, moda, fotografía, antigüedades, música, viajes… Cualquier talento tiene cabida para aportar algo diferente, un valor único y especial.

D’AUTOR RESTAURANT

Reproducir vídeo

Hace ya más de un año que nuestras vidas cambiaron radicalmente. No sabíamos cuánto íbamos a echar de menos los abrazos, o las sonrisas, que ahora ocultamos tras mascarillas.

Siempre hemos sido de celebrar, de reunirnos con quien más queremos alrededor de una mesa acompañados de un buen vino y los mejores platos de la cocina mediterránea. Los negocios con un nuevo socio, las risas con amigos, el reencuentro con el colega de la facultad, la emoción de ver a la familia reunida, las mariposas en el estómago de la cita con esa persona especial… Todo sabe mejor con la buena gastronomía y mejor ambiente de nuestro restaurante favorito. Y también vimos como eso, tan nuestro, se esfumaba.

Y ahora, más que nunca, estamos deseando volver a celebrar. Queremos recuperar las sobremesas largas y aprovechar cada pequeño momento de felicidad.

Y precisamente ahora, que podemos volver a ese restaurante con encanto que tanto nos gusta o descubrir ese otro que teníamos en la lista de ‘pendientes’, somos más exigentes y buscamos el plus de seguridad y tranquilidad. Por eso elijo D’AUTOR Restaurant.

D’AUTOR Restaurant es un proyecto joven y también valiente, porque en una situación tan complicada como una pandemia sus propietarios decidieron abrir las puertas del restaurante. Y es eso una de las cosas que les hace tan especiales. Ese espíritu de superación, de apostar por sus sueños y de luchar por sacar el proyecto adelante. También emprender en unas circunstancias tan especiales les ha hecho adaptarse desde su nacimiento a todas las medidas de seguridad e higiene.

Desde el primer día cuentan con la última tecnología en desinfección tanto de las personas que se disponen a disfrutar del local como del propio establecimiento. Instalaron un sistema de renovación de aire único que se encarga de tener una ventilación óptima incluso dentro del establecimiento, y una torre de desinfección completa al acceder, que desinfecta los zapatos, toma la temperatura y dispensa hidrogel.

Todos esos detalles son los que me aportan la tranquilidad necesaria para volver a salir a comer. Además, el ambiente de confianza que transmite el personal siempre hace que quiera volver. Me hacen sentir especial, una de las cosas que más aprecio y con las que se han ganado mi confianza. Han conseguido un clima de paz y tranquilidad que se respira nada más cruzar la puerta y que solo supera el sabor de sus platos.

Porque sí, a mí se me conquista por el paladar. Y aunque cada detalle marca la diferencia, para salir a comer busco unos platos elaborados con ingredientes de calidad y que consigan sorprenderme. Me gusta el toque de fusión con el que experimenta el chef Héctor Gimeno sin dejar de lado la riqueza de la cocina mediterránea.

Buscaba una experiencia culinaria en plena época de pandemia y la he encontrado en D’AUTOR Restaurant.

 

www.dautor.es

CLÍNICA BARCELÓ

Previous
Next

Sentirse bien con uno mismo, por dentro y por fuera, es algo que valoro en mi día a día. Y después de un año tan duro como este, era algo que no quería dejar de lado.

En varias ocasiones había comentado que quería hacerme un tratamiento para mi piel. Con el uso de la mascarilla, tanto tiempo en casa, el estrés… notaba que no era la misma. Pero para encomendar mi salud y bienestar buscaba profesionales en quien poder confiar sin que me asaltasen las dudas con la efectividad o la naturalidad de los resultados.

En mi grupo de amigos me habían hablado de la doctora Rosa María Barceló, en quien llevan años confiando para sus tratamientos de medicina y cirugía estética o psicología. También mi hermano decidió ponerse en sus manos para realizarse un trasplante capilar. Siguiendo su consejo decidí concertar una visita en Clínica Barceló para recuperar el buen aspecto en mi rostro.

Y ahora puedo asegurar que no hubiera podido elegir mejor. Cuando entré en la consulta ya noté la tranquilidad de que me ponía en buenas manos. Su gran profesionalidad no emborronaba el trato cercano y cálido que tanto valoro. Me hablaron con sinceridad y claridad, después de escucharme, para asesorarme sobre los mejores tratamientos personalizados para mis necesidades.

Los resultados son visibles y muy naturales. Vuelvo a reconocer mi piel. Luce sana y con buen aspecto. Ahora soy yo quien recomienda a Clínica Barceló cuando alguien me pregunta sobre mi clínica de confianza.

He ido conociendo mejor tanto a los profesionales como su trabajo y he podido descubrir algunos de los muchos tratamientos que ofrecen, como la ozonoterapia, microlipoescultura láser, rellenos dérmicos, reconstrucción mediante ácido hialurónico, mesoterapia corporal, etc. Incluso tratamientos preventivos como la terapia de vitaminas, minerales y aminoácidos vía endovenosa. Me fascina su tecnología y cómo son capaces de aplicar los últimos avances a la medicina estética.  

Recuerdo mi primera visita al centro como una experiencia muy positiva que consiguió resolver todas mis dudas; y lo mejor es que en las siguientes citas continué sintiéndome como en casa.

BÓREAS, TU MANERA DE VIVIR

Benicàssim. Ha salido un buen día de verano y quieres aprovecharlo al máximo. Aunque es sábado, te levantas temprano para poder disfrutar de un buen desayuno con tu pareja. El aroma del café recién hecho acompaña la calidez de la mañana. Bajas las escaleras y las risas de los niños jugando en el salón inundan la estancia. Por suerte, pueden salir al jardín mientras terminas ese café y te das una buena ducha. Empieza a levantarse el sol; el olor a pino y mar te trasladan a tu infancia. Por eso te encanta vivir aquí.

El plan para hoy: ir a la playa de la Almadraba, tomarte algo en una terraza y comprar tu vino favorito para la bodega del sótano. Esta noche tenéis cena con unos amigos a los que has convencido para que se vengan a vivir a la zona. Siempre disfrutas estas cenas en compañía porque haces barbacoa en el jardín y te dejan elegir la música.

Termina el día, no sin antes refrescarte en la piscina y relajarte en la tumbona. Es vuestro momento y les cuentas a los niños la historia detrás de todas esas estrellas del cielo.

Mañana será domingo, día de descanso y paella. Quizá un paseo con los niños por el parque de detrás de casa despida la jornada. La felicidad son pequeños momentos y tú eliges cómo vivir los tuyos.

 

MAGGOBER

Los electrodomésticos son una de esas inversiones en las que no me la juego. Busco el estilo y diseño que se adapten a mi casa, que cubran mis necesidades y, sobre todo, busco calidad y garantía. Y compro en Maggober porque no tengo que elegir entre calidad, diseño y funcionalidad. Siempre ha sido mi tienda de electrodomésticos de cabecera y la recomiendo cuando alguien me pregunta.

Vicente Miguel Herrera sabe asesorarme con los electrodomésticos que mejor van con mi estilo de vida y tengo la confianza de que acertaré si sigo sus consejos sin tener que perder mucho tiempo para decidir y comparar. Vicente es gerente de Maggober desde hace cerca de una década, pero está dentro del negocio toda una vida, pues antes que él era su padre quien estaba al mando de la tienda.

Recuerdo que mis padres siempre han acudido a Maggober y yo sigo sus pasos, por su producto pero también por su trato cercano y especializado. En esta segunda generación de un negocio familiar con más de 35 años de experiencia en Castelló encuentro los servicios que no ofrecen las grandes superficies y es lo que marca la diferencia.

Me gusta disfrutar de la experiencia de compra de manera completa y notar que me tienen en cuenta, que me valoran como cliente. Son una tienda de electrodomésticos exclusiva, con formación especializada, por eso pueden ayudarme durante todo el proceso, desde el asesoramiento personalizado hasta el servicio postventa.

En Maggober encuentro el plus en la atención, en su forma de venta y en cómo me escuchan para entender mis necesidades. Si hay algo que no tienen en la tienda y es el mejor producto para mí, se encargan de conseguirlo. Además, su plazo de entrega es tan corto que puedo tener mi electrodoméstico en menos de 24 horas en casa si es una urgencia.

Mi confianza se la han ganado con muchos factores, pero es que en Maggober encuentro electrodomésticos de gama alta a unos precios de mercado por los que sé que hago una inversión inteligente. Y me quedo con la tranquilidad de la garantía de su calidad y con atención si más adelante surgiera algún problema.

NORBERTO JOYERO

Norberto
Joyero

Una de las cosas que más me gustan son las fechas especiales. Me encanta coger mi rotulador rojo y señalar el día en el calendario con semanas de antelación. Esa sensación de alegría que me invade cuando sé que voy a poder celebrar un detalle importante para mí y para quienes más quiero… la ilusión de ver que se acerca el día esperado y de que voy a poder compartirlo. A veces no es una fecha concreta, sino un sentimiento o un mensaje lo que quiero celebrar; decir  un  “me importas”, “te he echado de menos” o “te amo” y hacérselo saber a esas personas especiales realmente me llena de felicidad.

Y si tanto me gustan las celebraciones, no podía ser menos con los regalos. Me entusiasma regalar, ver la cara de sorpresa y emoción de quien abre el paquete. Incluso me gusta regalarme, que a veces se nos olvida cuidarnos y valorarnos como merecemos. Para todas esas ocasiones busco detalles especiales y nunca fallo, porque siempre encuentro el regalo perfecto en Norberto Joyero.

Creo que las joyas son el complemento perfecto para cualquiera de esas cosas que queremos decir o celebrar, pero no confío en cualquiera. Cuando Norberto me abre la puerta me siento como en casa; su jovialidad, sinceridad y cercanía me transmiten tranquilidad. Además, con él encuentro siempre lo que busco en marcas de moda y calidad.

Es un negocio familiar, con amplia trayectoria en el sector y, tras más de 50 años en Castelló y con una historia a sus espaldas, ¿quién no conoce esta joyería?, saben cómo cuidar los detalles. La atención personalizada es uno de sus puntos fuertes y somos muchos quienes depositamos confianza plena en Norberto porque nos gusta vivir la experiencia de compra.

Lo visito a menudo para cumpleaños, aniversarios, nacimientos, cuando quiero sorprender con un detalle… pero sin lugar a dudas la joya de la corona es la brillantería. Podría pasar horas viendo esas piezas únicas, con estilo y calidad excelentes. Bodas, comuniones o pedidas son esas fechas tan importantes en las que nos preocupa que todo salga bien y, precisamente, la especialidad en Norberto Joyero.

Me gusta lucir sus piezas. En cierta manera, me hacen brillar, tanto en mi día a día como en ocasiones especiales.

Mi primera visita al salón VANESA HERREROS

Es un viernes cualquiera, aparentemente sin nada que celebrar. Aunque, pensándolo mejor… cualquier motivo es bueno para celebrar y nos hemos propuesto aprovecharlo. La pandemia, el confinamiento y las restricciones empiezan a hacer mella en nuestro ánimo y parece que las malas noticias acaparan los titulares durante demasiado tiempo. Necesitamos desconectar y encontrar un momento para nosotros. Necesitábamos un cambio, de esos que los demás percibirán por fuera, pero del que nosotros saldremos renovados y con ganas de comernos el mundo.

Hoy es un día especial. Quizás hasta hace poco más de un año ir a la peluquería hubiera sido algo rutinario, pero ahora, con días resumidos en el binomio casa-trabajo, es una pequeña vía de escape que queremos disfrutar. Porque ahora, más que nunca, vivir y disfrutar los pequeños detalles es lo que marca la diferencia.

Hoy me he puesto ese vestido para el que no había encontrado una ocasión y he sacado la máscara de pestañas del neceser tras varias semanas. Hoy tengo cita en el salón de Vanesa Herreros y no voy simplemente a la peluquería… voy a vivir la experiencia.

Abro las puertas e inmediatamente me envuelve esa luz cálida y especial que inunda el salón de paredes blancas, pulcras y frescas pero acogedoras, un espacio especialmente luminoso y amplio que transmite la calma que buscaba esta mañana. Vanesa Herreros me recibe personalmente y me invita a pasar. No está sola, pues pronto uno de los profesionales del salón se acerca con una sonrisa que adivino debajo de la mascarilla y se ofrece para guardar mis cosas. Por una vez, dejo el móvil en el bolso y me dejo conducir a la sala donde empiezan a mimarme.

El frío y el estrés de los últimos meses han dejado mi cabello apagado y seco; pero todo esto no hace falta que lo explique. En la peluquería de Vanesa Herreros conocen el estado de mi pelo y me recomiendan el tratamiento que más se adapta a mis necesidades. Yo me dejo asesorar y me relajo en uno de los sillones de la zona Touch Therapy.

Esa primera sala es mi lugar favorito, una especie de oasis para el relax donde no piensas en los relojes. Una de las peluqueras, casi entre susurros, me explica qué tratamiento me va a aplicar y qué beneficios aportará a mi cabello. En esta sala la luz es tenue y la música suave. Las proyecciones de destinos de ensueño me transportan a lagos de aguas cristalinas. A la vez, un aroma a menta se funde con el profundo frescor que invade mi cabeza bajo unos dedos firmes pero delicados que masajean expertos. Esa agradable frescura contrasta con el placentero contacto de unas toallas calentitas, que abrazan mi cabeza en este ambiente de calma y, sin darme cuenta, sonrío.

Mi pelo ya está limpio, hidratado y acondicionado con productos orgánicos que respetan tanto mi cabello como el medio ambiente, y eso me encanta. Una gran marca como I.C.O.N. me da la garantía de los valores y resultados que busco, y Vanesa Herreros es salón Flagship de la firma.

Pasamos a una segunda zona más desenfadada, donde se combina la profesionalidad con la cercanía de sus trabajadores. Esa luz tan característica es de nuevo la protagonista de esta nueva área de trabajo, con nuevo ambiente, nueva música y un simpático ajetreo que me devuelve al mundo real.

Es el turno para el styling, los acabados perfectos después de mi tratamiento especial. También ahora sigo los consejos de la profesional que me ha acompañado durante todo el proceso y que combina su formación con mis peticiones.

Mi pelo está brillante y natural, y yo, lista para empezar otra vez con energías renovadas después de esta pequeña pausa. Sin duda, mi visita al salón ha sido toda una experiencia. Y volveré…

OCN HOTELES

Vamos a olvidar por un momento los 13 hoteles y las casi 1.000 habitaciones ejecutadas. Dejemos a un lado también los más de 40.000 metros cuadrados construidos y los 19 millones de euros que hemos gestionado directamente. Ahora imaginemos un hotel, solo uno. Un complejo diseñado y construido para satisfacer todas las necesidades de sus clientes durante su estancia. Habitaciones equipadas y preparadas con todos los servicios para garantizar el descanso de sus huéspedes. Ilusionémonos con espacios únicos que invitan a aquedarse y cómo cada material, cada acabado y cada detalle han sido diseñados para ser disfrutados y admirados, para ser vividos. Soñemos con todas las instalaciones que podamos, para evadirse o concentrarse, para hacer deporte o el lugar de trabajo ideal. Vayamos más allá; fantaseemos con restaurantes y ambientes donde poder deleitarse con la mejor gastronomía mediterránea, lo que hay detrás de cada sorbo y cada bocado. Imaginemos aquello que es necesario para para que todo funcione a la perfección.

¿Y si no hubiera que imaginarlo? ¿Y si fueras capaz de ver cumplidos todos esos planes con los ojos abiertos? ¿Si fueras capaz de vivirlos con los cinco sentidos? Nosotros pensamos en todo ello en cada proyecto con el gran reto de hacerlo realidad.

Ahora sí, pensemos en los 13 hoteles y sus casi 1.000 habitaciones… ¿Te apetece?