CLÍNICA BARCELÓ

Previous
Next

Sentirse bien con uno mismo, por dentro y por fuera, es algo que valoro en mi día a día. Y después de un año tan duro como este, era algo que no quería dejar de lado.

En varias ocasiones había comentado que quería hacerme un tratamiento para mi piel. Con el uso de la mascarilla, tanto tiempo en casa, el estrés… notaba que no era la misma. Pero para encomendar mi salud y bienestar buscaba profesionales en quien poder confiar sin que me asaltasen las dudas con la efectividad o la naturalidad de los resultados.

En mi grupo de amigos me habían hablado de la doctora Rosa María Barceló, en quien llevan años confiando para sus tratamientos de medicina y cirugía estética o psicología. También mi hermano decidió ponerse en sus manos para realizarse un trasplante capilar. Siguiendo su consejo decidí concertar una visita en Clínica Barceló para recuperar el buen aspecto en mi rostro.

Y ahora puedo asegurar que no hubiera podido elegir mejor. Cuando entré en la consulta ya noté la tranquilidad de que me ponía en buenas manos. Su gran profesionalidad no emborronaba el trato cercano y cálido que tanto valoro. Me hablaron con sinceridad y claridad, después de escucharme, para asesorarme sobre los mejores tratamientos personalizados para mis necesidades.

Los resultados son visibles y muy naturales. Vuelvo a reconocer mi piel. Luce sana y con buen aspecto. Ahora soy yo quien recomienda a Clínica Barceló cuando alguien me pregunta sobre mi clínica de confianza.

He ido conociendo mejor tanto a los profesionales como su trabajo y he podido descubrir algunos de los muchos tratamientos que ofrecen, como la ozonoterapia, microlipoescultura láser, rellenos dérmicos, reconstrucción mediante ácido hialurónico, mesoterapia corporal, etc. Incluso tratamientos preventivos como la terapia de vitaminas, minerales y aminoácidos vía endovenosa. Me fascina su tecnología y cómo son capaces de aplicar los últimos avances a la medicina estética.  

Recuerdo mi primera visita al centro como una experiencia muy positiva que consiguió resolver todas mis dudas; y lo mejor es que en las siguientes citas continué sintiéndome como en casa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *